La temperatura de color, cuestión de salud

La evolución del LED ha permitido que además de elegir luminarias por su estética o tipo de luz que ofrecen, podamos elegir también su Temperatura de Color (Tc). Algo que antes venía determinado por la naturaleza de su fuente de luz, ahora es una opción más.

Habitualmente, los LED toman valores de Tc alrededor de 3.000K (cálida), 4.000K (neutra) o entre 5.000K y 6.000K (fría). Esta denominación de “cálida”, “neutra” y “fría” responde a una asociación que hacemos los humanos de la luz con el confort; mientras que “cálida” evoca descanso, interior, fuego, “fría” evoca exterior, día, actividad.

Desde hace poco sabemos que esa pauta lumínica asociada a nuestro comportamiento (sueño/vigilia) tiene una relación científica determinante, y el elemento que las relaciona es la hormona melatonina. Veamos cómo funciona.

melatonina_iluminacion

Existen en nuestros ojos unas neuronas llamadas neuronas melanopsínicas, encargadas de captar la Tc. Al anochecer, cuando la Tc baja a valores cálidos, estas neuronas lo detectan e inician el proceso de liberación de Melatonina que favorece la relajación y prepara nuestro cuerpo para el llamado “sueño reparador”, haciendo que nuestro cuerpo entre en fase Rem y facilitando la reparación muscular o la consolidación de la memoria. En resumen, la percepción de luz cálida en las últimas horas del día favorece el sueño reparador.

En cambio, por la mañana, la luz pasa rápidamente de valores cálidos (desde los 2.000K de la salida del sol) a los más de 6.000K del mediodía. Al desaparecer la luz cálida, las neuronas melanopsínicas dejan de influir en la producción de melatonina. La ausencia de melatonina favorece la secreción del neurotransmisor serotonina, la “substancia” de los estados de humor y de la actividad. Cuanto más serotonina, más alegres, optimistas y activos estamos. Por tanto, cuanto mayor es la Tc, más activos estamos.

Por todo ello, elegir la temperatura de color de una lámpara o luminaria no debería ser sólo una cuestión de gustos. Es más bien una cuestión de salud mental; no tiene sentido proveer un dormitorio sólo con luz fría, de alta Tc,  o iluminar una oficina sólo con luz cálida, con baja Tc, porque estamos favoreciendo que nuestro cuerpo reciba mensajes contradictorios que interfieren en el funcionamiento de los ritmos día/noche y actividad/descanso.

La Tira LED CELER “Blanco Variable es un elemento de iluminación que tiene en cuenta este fenómeno y permite regular la Temperatura de Color de una estancia para ajustarla a nuestros ritmos vitales. Un dormitorio, un salón, o cualquier espacio que deba usarse por la noche y por el día puede equiparse con esta iluminación para favorecer el ritmo circadiano actividad/descanso.