iluminación_y_productividad_celer

¿Una correcta iluminación mejora la productividad?

Diseñar e instalar de forma adecuada la iluminación en un espacio de trabajo es un elemento clave para que los trabajadores puedan desarrollar su actividad profesional. Por ello, elegir un producto adecuado y un planteamiento adaptado a cada espacio y necesidad, favorece la productividad del negocio.

La iluminación de los espacios de trabajo afecta de forma directa al desarrollo de la actividad laboral, sea cual sea. Cadenas de montaje, industrias agroalimentaria, laboratorios o espacios de oficinas requieren de diferentes tratamientos lumínicos. En cada uno ellos las instalaciones de iluminación deben de estar adaptadas a las características de la actividad que en cada espacio se realiza, consiguiendo que los trabajos se realicen con la mayor eficacia posible y en un ambiente de confort visual para el empleado. 

Algunos estudios sitúan entre un 5 y un 10% el aumento de la productividad de los empleados que trabajan en un espacio correctamente iluminado. La ventajas de una correcta iluminación sobre la actividad laboral y, en consecuencia, sobre la productividad son varias.

 

iluminacion oficinas

 

  • Mejora del estado de ánimo. Son muchas las horas que pasamos en nuestro espacio de trabajo. Desarrollar nuestra actividad en un lugar correctamente iluminado mejora nuestro estado de ánimo y potencia la capacidad de concentración. La luz cuenta con una amplia gama de colores que influye en nuestro estado de ánimo. De hecho las soluciones lumínicas dentro de una misma empresa deben adaptarse también a las diferentes zonas. En este sentido, la luz fría, más intensa y azul, ayuda a activar el organismo en los puestos de trabajo y las luces más cálidas son adecuadas para lugares de descanso, office, etc. Allí donde sea posible también será necesario estudiar las combinaciones entre la luz natural de la que se dispone con la luz artificial y su correcta instalación, enfoque e intensidad.
  • Mayor rapidez y precisión. La productividad de cada empleado es básica para el correcto devenir de la empresa. La eficiencia aumenta si sus tareas pueden realizarse de forma más rápida y precisa y esto es posible si se llevan a cabo en las mejores condiciones ambientales posibles. El correcto cálculo lumínico y la uniformidad influirán de forma sensible sobre el desarrollo del trabajo aumentando el rendimiento cognitivo y la capacidad de resolución de problemas. Diversos estudios han demostrado que se reducen de forma importante los errores en todos los espacios de trabajo si las condiciones lumínicas y de climatización (temperatura, humedad, etc.) son las correctas.
  • Mayor confort y aumento de la salud laboral. La prevención de riesgos laborales es un parámetro esencial en las empresas. Está demostrado que una iluminación inadecuada influye negativamente en las personas y ocasiona problemas de salud como problemas de visión y fatiga ocular, estrés, agotamiento, molestias y dolores de cabeza o sensación de «embotamiento». Prevenir en cada estancia estas situaciones reducirá las bajas laborales y aumentará el confort del equipo.
  • Mayor ahorro. Un equipo de trabajo en perfectas condiciones para trabajar y con mayores índices de productividad permitirá optimizar costes y ganar eficacia. La reducción de problemas laborales como conflictos, accidentes o bajas es un elemento a tener en cuenta para la mejora de los costes en la cuenta de resultados de las empresas.

A la hora de plantear un proyecto de iluminación los gestores empresariales deben de tener en cuenta que la iluminación es un factor clave no solo desde el punto de vista de la actividad o el producto, sino desde el punto de vista de la salud y el confort del trabajador por su impacto directo sobre la productividad.